Producido por Ideal Media Plataforma de Comunicación

miércoles, 7 de agosto de 2013

De ruta por las Vías Ferratas de Aragón

Nos ponemos las botas de montaña para practicar senderismo este verano por las vías ferratas en nuestro país. Pero, los que no sois iniciados en la escalada os preguntaréis ¿Qué son las vías ferratas? Son itinerarios de montaña equipados con anclajes, clavos, presas, peldaños, cadenas puentes colgantes, pasamanos, tirolinas, estos elementos artificiales nos permiten llegar con seguridad a zonas de difícil acceso y cuentan siempre con un cable de seguridad, llamado cable de vida y combinan el senderismo con la progresión vertical.

Escalando una vía ferrata

Las vías ferratas más conocidas se construyeron con fines militares durante la primera guerra mundial en Italia y Austria en los Alpes Dolomiticos entre 1914 y 1918, aunque la primera que se instaló fue en 1843 en Austria en el pico Hoher Daschein. Con el paso del tiempo, estas vías se han denominado senderos deportivos vías ferratas.

En España, el primer camino equipado se establece en  Valle de Ordesa 1881, las conocidas Clavijas de Cotatuero, un encargo de un cazador ingles al herrero de Torla, Bartolomé Lafuente y Miguel Brigola y la primera vía ferrata de carácter deportivo se instala en la montaña Montserrat en 1990, conocida como Vía Ferrata Teresina.

Las vías ferratas también cuentan con tirolinas

Sin embargo, hoy os presentamos dos vías ferratas que merecen la pena realizar este verano:
 
  1. Vía Ferrata de San Martín de la Bal d'Onsera (Huesca):
Se encuentra en el Parque de la Sierra y los cañones de Guara en Huesca. El camino que nos conduce a la ermita de San Martín es uno de una de las rutas más escondidas y de difícil acceso. La excursión se inicia en el lecho del barranco de San Martín, que cuenta con piedras de conglomerado y con zonas de badinas. De ahí accederemos al pie del collado de San Salvador donde encontraremos una bifurcación. Lo mejor es subir por el tramo equipado, el Paso dera Biñeta por la derecha, y utiliza la senda izquierda (Camino de Burros) para la bajada, pues cuenta con menos desnivel aunque es más larga.

Ermita de San Martín de la Bal d'Onsera

El Paso dera Biñeta cuenta con tres tramos diferentes con escalones tallados en la roca, pasamanos y cable de acero. Para poder realizarlo, debemos asegurarnos con mosquetón y arnés. En las últimas escaleras podemos disfrutar de unas inmejorables vistas del barranco, y en apenas dos pasos llegaremos al collado de San Salvador.

Vistas desde el Camino de Burros

Después deberemos bajar de nuevo al barranco, esta vez por inclinadas placas equipadas con cable de acero. Sólo podremos ver la ermita desde el interior del barranco entre la espesura de la vegetación, bajo una gran oquedad y junto a un salto de agua, ocupando el único espacio que le deja el barranco.


  1. Vía Ferrata Hocino del río Radón (Teruel):
Para hacer senderismo por este camino equipado  la opción más corta es bajar al cauce del río por la pista de tierra que nos indica la señal: Río Radón - Cascada del Cubo en la cota 700 m. La otra forma de acceder al Hocino desde Alcaine es remontar el río Radón atravesando varias hoces y una zona de adiestramiento de perros.

Hocino del río Radón

Empezamos utilizando un primer resalte equipado con peldaños y pasamanos con el que nos encaramamos a una estrecha acequia en desuso. Flanqueando el pasamanos nos introducimos en la hoz. Pasada la hoz hay varias zonas donde se forman badinas cuando baja agua después de periodos húmedos. Para evitar mojarnos hay varios pasos equipados, cogeremos el primero que posee unas grapas a las que accedemos por un tronco, para después llegar a un pasamanos con peldaños.

Cascada del Cub

Más adelante hay que subir por la ladera para ganar una cornisa con pasamanos y volver al cauce del río, donde nos espera un resalte de 8 metros que subimos y bajamos mediante grapas y pasamanos. A medida que avanzamos, la hoz se va estrechando progresivamente, hasta que llegamos al paso clave formado por un muro de 4 metros ligeramente extraplomado. Este muro cuenta con pequeñas grapas antiguas y otras nuevas por las que subimos hasta un pasamanos que recorremos hacia la Cascada del Cubo.

¿Os atrevéis a recorrer una vía ferrata ahora?

1 comentarios:

Eduardo dijo...

Hola, pero ninguna de las dos son vías ferratas, sino pasos equipados, y más el paso de la Viñeta que son dos tramos con barandilla y poco más. Saludos

Publicar un comentario

 
Powered by Blogger | Blogger Templates | Business Credit Cards