Producido por Ideal Media Plataforma de Comunicación

martes, 13 de septiembre de 2016

Los aeropuertos con los nombres más raros

Por lo general, los aeropuertos de cualquier ciudad reciben el nombre de algún personaje ilustre que haya trascendido en la historia de dicha localidad. O simplemente también adquieren el nombre del lugar en el que se sitúan. 

En Paralelo20, os contamos los nombres más curiosos de las terminales aéreas que se salen de lo común…

Aeropuerto Batman (Turquía)
Este complejo se encuentra en Turquía. En un principio, podríamos pensar que quien le puso el nombre debió de ser un fanático del súper héroe de Ciudad Gótica. La realidad es que la ciudad en donde se localiza se llama justo así, Batman, y nada tiene que ver con el hombre murciélago.




Aeropuerto Gaylord (Minnesota, EEUU)
Gaylord es un pequeño poblado que se encuentra en el condado Sibley, en Minnesota, Estados Unidos. Aunque su población no rebasa las tres mil personas, cuenta con un pequeño puerto aéreo regional, que al igual que otros, fue bautizado con el nombre del sitio, sin hacer alusión a alguien en particular.

Aeropuerto Mafia (Isla Mafia,Tanzania)
No creas que en este sitio te encontrarás con Al Capone y sus secuaces. El aeropuerto lleva este nombre debido a que se encuentra en la Isla Mafia, en Tanzania. Aunque no lo creas, muchos turistas hacen uso de sus instalaciones, ya que esta playa ofrece grandes maravillas naturales, como arrecifes de coral y diversidad de especies marinas, por lo que es ideal para la práctica del buceo.




Aeropuerto Rifle (Colorado, EE.UU)
Es la terminal de Garfield Country, en Colorado. En días recientes fue reinaugurado, luego de meses y meses de ardua labor de reingeniería. Aquí aterrizan pequeños vuelos chárter, así como privados. Por su nombre podrías relacionarlo con fuerzas armadas, cuando en realidad es todo lo contrario.


Aeropuerto MalaMala (Skukuza, Sudáfrica)
No se trata de una fórmula mágica, simplemente de un parque nacional que hay en Sudáfrica y que para visitarlo, los turistas necesitan tomar un vuelo que los lleve a este lugar. Por eso es que su aeropuerto tiene este nombre tan peculiar.

Aeropuerto Deadhorse (Deadhorse, Alaska)
En Alaska existe un pequeño pueblo llamado Deadhorse (caballo muerto). Tiene un aeropuerto que fue bautizado con el mismo nombre, en el cual se realizan más 55 operaciones diarias.

Aeropuerto Wee Waa (Nueva Inglaterra, Australia)
Estas dos sílabas son el nombre de una pequeña ciudad del distrito de Nueva Inglaterra, Australia, y es conocida como la "capital del algodón" de este país. Por su importancia, tiene una terminal aérea pequeña a la cual también se le dio este nombre.


Aeropuerto Flin Flon  (Manitoba, Canadá)
Quizá estas dos palabras parecieran no tener sentido. Aunque no lo creas, se le denomina Flin Flon a una pequeña localidad asentada en un valle canadiense, cuya actividad principal es la minería. Su aeropuerto es muy pequeño, tan sólo tiene una pista de no más de mil 500 metros y por lo regular se hacen vuelos a la ciudad de Winnipeg.

Los aeropuertos con los nombres más raros

Por lo general, los aeropuertos de cualquier ciudad reciben el nombre de algún personaje ilustre que haya trascendido en la historia de dicha localidad. O simplemente también adquieren el nombre del lugar en el que se sitúan. 

En Paralelo20, os contamos los nombres más curiosos de las terminales aéreas que se salen de lo común…

Aeropuerto Batman (Turquía)
Este complejo se encuentra en Turquía. En un principio, podríamos pensar que quien le puso el nombre debió de ser un fanático del súper héroe de Ciudad Gótica. La realidad es que la ciudad en donde se localiza se llama justo así, Batman, y nada tiene que ver con el hombre murciélago.




Aeropuerto Gaylord (Minnesota, EEUU)
Gaylord es un pequeño poblado que se encuentra en el condado Sibley, en Minnesota, Estados Unidos. Aunque su población no rebasa las tres mil personas, cuenta con un pequeño puerto aéreo regional, que al igual que otros, fue bautizado con el nombre del sitio, sin hacer alusión a alguien en particular.

Aeropuerto Mafia (Isla Mafia,Tanzania)
No creas que en este sitio te encontrarás con Al Capone y sus secuaces. El aeropuerto lleva este nombre debido a que se encuentra en la Isla Mafia, en Tanzania. Aunque no lo creas, muchos turistas hacen uso de sus instalaciones, ya que esta playa ofrece grandes maravillas naturales, como arrecifes de coral y diversidad de especies marinas, por lo que es ideal para la práctica del buceo.




Aeropuerto Rifle (Colorado, EE.UU)
Es la terminal de Garfield Country, en Colorado. En días recientes fue reinaugurado, luego de meses y meses de ardua labor de reingeniería. Aquí aterrizan pequeños vuelos chárter, así como privados. Por su nombre podrías relacionarlo con fuerzas armadas, cuando en realidad es todo lo contrario.


Aeropuerto MalaMala (Skukuza, Sudáfrica)
No se trata de una fórmula mágica, simplemente de un parque nacional que hay en Sudáfrica y que para visitarlo, los turistas necesitan tomar un vuelo que los lleve a este lugar. Por eso es que su aeropuerto tiene este nombre tan peculiar.

Aeropuerto Deadhorse (Deadhorse, Alaska)
En Alaska existe un pequeño pueblo llamado Deadhorse (caballo muerto). Tiene un aeropuerto que fue bautizado con el mismo nombre, en el cual se realizan más 55 operaciones diarias.

Aeropuerto Wee Waa (Nueva Inglaterra, Australia)
Estas dos sílabas son el nombre de una pequeña ciudad del distrito de Nueva Inglaterra, Australia, y es conocida como la "capital del algodón" de este país. Por su importancia, tiene una terminal aérea pequeña a la cual también se le dio este nombre.


Aeropuerto Flin Flon  (Manitoba, Canadá)
Quizá estas dos palabras parecieran no tener sentido. Aunque no lo creas, se le denomina Flin Flon a una pequeña localidad asentada en un valle canadiense, cuya actividad principal es la minería. Su aeropuerto es muy pequeño, tan sólo tiene una pista de no más de mil 500 metros y por lo regular se hacen vuelos a la ciudad de Winnipeg.

martes, 16 de agosto de 2016

Juego de Tronos por España

Aunque todavía estamos recuperándonos del final de la sexta temporada de Juegos de Tronos, la serie de la HBO inspirada en las novelas fantásticas de George R. R. Martin, las noticias de Invernalia, Poniente, los Lannister y los Stark no nos dan tregua. 

Los productores de la serie han confirmado que elegirán de nuevo España para rodar la séptima temporada, que tendrá siete episodios, y que se estrenará previsiblemente en el verano de 2017.


Una de estas localizaciones será Sevilla, que repite experiencia. El Real Alcázar de Sevilla, que ya apareció en la quinta temporada de 'Juego de Tronos', volverá a transformarse en los Jardines del Agua de Dorne.



Pero además se incorporan nuevas localidades a la ya extensa lista de ciudades de localizaciones españolas. Una de ellas es Cáceres. Aunque es una suposición, todo hace pensar que al no haber anunciado grabaciones en Dubrovnik y Girona, el conjunto medieval cacereño podría servir para recrear en esta ocasión Desembarco del Rey. También rodarán en el Parque Natural de Los Barruecos, en el término municipal de Malpartida.



En Andalucía podrán verse actores y equipo de rodaje en: Almodóvar del Río (Córdoba), y en Santiponce (Sevilla).



Los otros dos escenarios anunciados están en el País Vasco. Uno será la playa de Itzurun, en Zumaia (Guipuzkoa). El impresionante paisaje del flysch y la ermita de San Telmo (que ya apareció en Ocho apellidos vascos) aparecerán en Juego de Tronos. Y el otro, San Juan de Gaztelugatxe, en Bermeo (Bizkaia).

RUTA POR LAS LOCALIZACIONES DE LA SEXTA TEMPORADA

Y como todavía quedan unos meses para comprobar cómo aparecerán retratados estos emplazamientos españoles en Juego de Tronos, pero sabemos que los fans están ansiosos por visitar los siete reinos, les proponemos realizar una ruta por los escenarios españoles de la sexta temporada.



Un buen punto de partida es Girona, la ciudad española que más hemos visto en la serie esta última temporada. La estructura medieval de escalinatas, murallas y calles estrechas han sido perfectas para la serie. La ciudad representaba entornos de Braavos. El entorno del monasterio-abadía de Sant Pere de Galligants, sede del Museo de Arqueología de Cataluña, fue el puerto de la ciudad ficticia. La Plaça dels Jurats se convirtió en un teatro, y varias de las calles del centro medieval de la ciudad sirvieron a modo de zoco. Las escaleronas y la fachada de la Catedral de Santa María representaron el Gran Septo de Baelor en Desembarco del Rey.
También en tierras catalanas se encuentra el Castillo de Santa Florentina, en Canet de Mar. En la serie aparecía como Colina Cuerno, el hogar de la casa Tarly.  



Después hay que trasladarse a los paisajes semidesérticos de las Bardenas Reales (Navarra). Este  Parque Natural de belleza salvaje declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO fue el escenario perfecto para representar el Mar Dothraki, la inmensa árida estepa poblada por guerreros a caballo.

Otro de los lugares que ningún seguidor de la serie puede perderse es el Castillo de Zafra, en el municipio de Campillo de Dueñas (Guadalajara). Aquí se recreó la Torre de la Alegría de Dorne.



Imprescindible también visitar Peñíscola. El castillo de Benedicto XIII, “el Papa Luna” y el casco antiguo de la ciudad se convirtieron en la ciudad de Meereen (ciudad de la Bahía de los Esclavos).  Como curiosidad un restaurante local, Cinquanta, elaboró un menú especial inspirado en los siete reinos de Juego de Tronos. Lo sigue ofreciendo, pero bajo petición.

Y la ruta puede concluir en Almería, que acogió parte del rodaje de dicha temporada, en escenarios tan emblemáticos como el Conjunto Monumental de la Alcazaba, el paraje de El Chorrillo de Pechina, el desierto de Tabernas, la Torre de Mesa Roldán de Carboneras y los karst en yesos de Sorbas.



Está claro que Juego de Tronos es un imán turístico, y que nuestro país tiene atractivos turísticos para representar este continente imaginario donde diversas casas reales intentan alcanzar el poder mediante intrigas y traiciones.

Por Eva Madruga


martes, 9 de agosto de 2016

Relax en el mar Muerto


Flotar en el Mar Muerto y después darse un baño de lodo... Una experiencia para toda la vida.

Situado en el Valle del Rift de Jordania, se formó por los movimientos de las placas tectónicas arábiga y africana. Su única fuente de agua es el río Jordán, que fluye desde la cima de los Altos del Golán hasta culminar en el Mar Muerto.



Por su alto contenido salino,algunos lo llaman el Mar Salado. Localizado entre Israel y Jordania,puede decirse que en sus aguas casi no habita ningún organismo vivo. 

La atracción principal del mar Muerto son sus cálidas y saladas aguas, que contienen diez veces más sal que las del resto de los mares del mundo y son ricas en sales clorhídricas como el magnesio, sodio, potasio y bromo, entre otros minerales.


Sus aguas cálidas e increíblemente flotantes ricas en minerales han atraído a muchos visitantes desde tiempos remotos, incluyendo al rey Herodes y la bella reina egipcia Cleopatra. Todos ellos se han deleitado con el lodo negro y estimulante del Mar Muerto y han flotado fácilmente sobre sus aguas mirando al cielo mientras se empapaban de sus saludables minerales, a la vez que se calentaban con los ligeros rayos del sol de Jordania.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Extremadura es agua

Con 65 zonas de baño en lugares de gran belleza y 1.500 kilómetros de costa dulce, algo único en Europa occidental, la región ofrece muchas opciones para combatir el calor y disfrutar de la naturaleza.

Por séptimo verano consecutivo, la bandera azul ondea en la playa del embalse de Orellana, una distinción que reconoce la calidad del agua, su ubicación en un espacio protegido para las aves y las infraestructuras disponibles para los bañistas. Fue, de hecho, la primera playa de interior que logró este reconocimiento en España.



La de Orellana es una de las 65 zonas de baño naturales autorizadas por la Junta de Extremadura este verano. Un total de 40 piscinas naturales, 17 playas fluviales y 8 playas situadas en embalses hacen de esta región un destino de interior diferente, sin masificaciones y en armonía con una de las naturalezas mejor conservadas del sur de Europa.



 A esto se unen los 1.500 kilómetros de costa dulce, un valioso recurso que permite la práctica de deportes como la vela, el piragüismo, el windsurf, el buceo o el paddle surf.

El norte extremeño concentra el mayor número de espacios aptos para el baño. Decenas de gargantas, piscinas naturales y playas en ríos y arroyos se suceden en el Valle del Jerte, La Vera, el Valle del Ambroz, Sierra de Gata, La Hurdes y Plasencia.



En Badajoz, entre otros puntos de la provincia, es posible darse un chapuzón en La Serena, donde se encuentra uno de los mayores embalses de Europa, La Siberia, La Codosera, Medellín y Cheles, localidad que comparte el gran lago de Alqueva con la región portuguesa del Alentejo. A unos cinco kilómetros de Mérida se encuentra el embalse romano de Proserpina, integrado en el catálogo de bienes Patrimonio de la Humanidad de la capital extremeña y cuyo dique es uno de los más grandes de la Antigüedad. Con 2.000 años de historia, este lugar es una de las playas de agua dulce mejor acondicionadas de la Comunidad y zona habitual de esparcimiento y baño para los emeritenses.



Las piscinas naturales y las playas fluviales de Extremadura se localizan en parajes de gran belleza, muchos de ellos protegidos. Uno de estos casos es la Garganta de los Infiernos, en el Jerte, una espectacular sucesión de cascadas, arroyos, piscinas naturales y grandes rocas excavadas por la erosión del agua. Conocido popularmente como Los Pilones, este espacio está declarado Reserva Natural y presenta un desnivel considerable, que va desde los 600 metros a los 2.000 del Pico Angostura, factor que influye en su biodiversidad. Por su territorio se pueden realizar rutas a pie, en bicicleta y a caballo, además de ser un lugar fantástico para observar la flora y la fauna, con especial protagonismo para las aves (halcón peregrino, milano, buitre leonado...). 



También en el Jerte se localiza una zona inmejorable para hacer barranquismo o, como se dice localmente, “gargantismo”, ya que se desarrolla en los saltos de agua y pozas denominadas gargantas. Tres de ellas, Las Nogaledas, Los Hoyos y Los Papúos, están equipadas con anclajes y desviadores para los aficionados a este deporte. Varias empresas locales ofrecen sus servicios para vivir esta experiencia.



Cualquier ruta por estas piscinas naturales y playas fluviales nos lleva por pequeños pueblos rodeados de paisajes deslumbrantes, bella arquitectura popular, excelente gastronomía y, en muchos casos, abundante patrimonio histórico y cultural. Acebo, Robledillo de Gata, Hoyos, Gata, San Martín de Trevejo, Descargamaría... en la Sierra de Gata. Caminomorisco, Pinofranqueado, Ladrillar… en Las Hurdes. Jarandilla de la Vera, Garganta la Olla, Madrigal de la Vera, Villanueva de la Vera… en la comarca del mismo nombre. Abadía, Casas del Monte, La Granja, Segura de Toro… en el Valle del Ambroz. Valdastillas, Jerte, Navaconcejo, Cabezuela del Valle… en el Jerte. Cañamero, Castañar de Ibor… en pleno Geoparque Villuercas, Ibores, Jara y a un paso de Guadalupe y su Real Monasterio de Santa María, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.



El agua de Extremadura ha sido apreciada desde los tiempos del Imperio Romano por sus cualidades mineromedicinales. De norte a sur de la región hay siete centros termales que, gracias a sus terapias naturales y la realización de diferentes tratamientos, ofrecen mucho más que remedios a determinadas dolencias y se han convertido en auténticos centros de bienestar, lugares donde descansar y descubrir la gastronomía local, la historia y el territorio donde se encuentran.



Los balnearios de Alange, Baños de Montemayor (estos dos primeros conservan sus termas romanas), Baños de San Gregorio, El Raposo, El Salugral, Fuentes del Trampal y Valle del Jerte, con aguas declaradas de utilidad pública, atención cálida y profesional y elevado valor patrimonial, son una excelente opción para desconectar y cuidarse.

Aqua, salus, traditio y tranquilitas. Cuatro principios que privilegiaban los romanos y que encontrarás en tu escapada a Extremadura.







martes, 12 de julio de 2016

Un Nueva York diferente

Mucho se ha escrito y se ha dicho sobre la ciudad infinita de grandes rascacielos  que nunca duerme... Pero  aun así, siempre hay algo que recordar  y  descubrir de un Nueva York que no es indiferente para nadie.


Pasear por Nueva York y ver los contrastes urbanos entre los distintos barrios es una de las mejores propuestas que se puede hacer a quien pise por primera vez esta ciudad y también para aquellos que repitan. Visitar la Estatua de la Libertad y subir después por el Bajo Manhattan, contemplar el impresionante nuevo rascacielos que ocupa ahora parte de la Zona Cero, sumergirse en los distritos de Chinatown y Little Italy para llegar después al ya más sofisticado Soho y visitar sofisticadas tiendas y boutiques, implantadas en espacios singulares. Pero Nueva York es mucho más, en sus cinco distritos encontramos mil sorpresas.



El Bronx es un lugar a descubrir a conciencia. Tiene un zoo con más de 6.000 animales que se alojan en recreaciones de sus hábitats naturales. Además de las exposiciones durante todo el año, como la piscina de leones marinos y las llanuras africanas con leones, cebras y gacelas. Además, con más de un millón de plantas en sus 101 hectáreas el New York Botanical Garden es uno de los lugares favoritos de los neoyorquinos y visitantes de todo el mundo. Además lo miércoles la entrada es gratuita.


Visita indispensable es el Estadio de los Yankees  famoso por el  baseball de los Yankees, sus perritos calientes y manos gigantes que animan el ambiente. También es el lugar donde juega el equipo de futbol NYF FC, en el cual encontramos a grandes conocidos como David Villa o Iraola.



Cariñosamente conocida como la real Little Italy de la ciudad de Nueva York, Arthur Avenue hará que cualquier visitante se sienta como si estuviera en Italia. Arthur Avenue Retail Market es el hogar de tiendas de reciente apertura y establecimientos de tercera generación, donde los visitantes pueden encontrar una amplia selección de embutidos, quesos, frutas, verduras frescas y productos boutique. Cerca de allí, los visitantes pueden encontrar pastas frescas y ravioli, cuentan con una amplia variedad de quesos caseros y son el proveedor oficial de mozzarella de los New York Yankees. Cosenza’s Fish Market dispone de una impresionante selección de pescado fresco y mariscos y Biancardi’s ofrece una amplia variedad de carnes de calidad. Además, Teitel Brothers es un gourmet deli italiano mayorista y minorista, que vende sus ingredientes de calidad, incluyendo quesos, pimientos asados y aceites a restaurantes de todo el país.



En Queens podemos visitar  MoMA PS1, que se encuentra en Long Island City y es una extensión afiliado del MoMA de Manhattan. Un espacio de exposición en lugar de una institución de recogida, que dedica su energía y recursos para mostrar el arte más experimental en el mundo. MoMA PS1 servicio activo de los artistas emergentes, nuevos géneros y nuevos trabajos de aventura por artistas reconocidos, en un esfuerzo para apoyar la innovación. Es una de las instituciones de arte más antiguas y contemporáneas más grande sin fines de lucro en los Estados Unidos.


Una oportunidad única es la visita a la Casa Museo de Louis Armstrong donde esta increíble leyenda vivía con su esposa desde 1943 hasta 1971. Es posible ver la casa exactamente como era, con todas las habitaciones y los elementos conservados, como su cocina o su trompeta.

Muchos visitantes llegan a Brooklyn cruzando su famoso puente o paseando por el Brooklyn Bridge Park y el barrio de Dumbo, Que significa Down Under Manhattan Bridge Overpass, justo entre ambos puentes el de Brooklyn y el de Manhattan espectaculares vistas y foto.



Está muy de moda el barrio de Bushwick: 30 minutos en metro de Times Square. Arte urbano por todo el lugar. Es graffiti converido en arte, de todas las nacionalidades. La nueva zona de moda está aquí. La mayor parte del arte de la calle en Bushwick es dirigido por los conservadores, que están asegurando su consentimiento con la pintura de murales en las paredes, y el comisariado mejores artistas callejeros de todo el mundo para pintarlos, el proyecto se llama The Bushwick Collective.



Los visitantes no deben perderse la oportunidad de explorar Staten Island, quizás el distrito más olvidado. Es conocido por sus museos, monumentos históricos, playas y zonas verdes, incluyendo bosque más extenso de la ciudad de preservar en el Greenbelt de Staten Island . Alcanzar ciudad más al sur de Nueva York en un viaje gratis a bordo del ferry de Staten Island , una atracción por derecho propio . Disfrutar de un partido de béisbol en el condado de Richmond Bank Ballpark ; experimentar una rebanada de la vida colonial en la histórica ciudad de Richmond ; y visitar Snug Harbor Cultural Center y Jardín Botánico , con exposiciones que rinden tributo a la herencia marítima local.



miércoles, 8 de junio de 2016

Islandia, el país más joven de la Tierra

La Tierra del Hielo y el Fuego. Así es como se conoce a Islandia, un país formado por la isla del mismo nombre y otras más pequeñas que “flotan” en el Atlántico entre Groenlandia y el resto de Europa. Además de ser el lugar más joven (geológicamente hablando) de nuestro planeta, su posición en plena dorsal mesoatlántica hacen de Islandia un territorio con una gran actividad volcánica y geológica.

Todas estas peculiaridades convierten a Islandia en un país único en el mundo, repleto de parajes naturales de una  increíble belleza. Estos son solo algunos de ellos:

- Cascada de Goðafoss

Uno de los mayores atractivos de Islandia son sus famosas cascadas. De entre todas ellas destaca la de Goðafoss, probablemente la más conocida del país. A pesar de tener “solo” 12 metros de altura su nombre significa “La Cascada de los Dioses”.


Uno podría pensar que, vista una cascada vistas todas, pero nada más lejos de la realidad. Y deberías comprobarlo visitando otros saltos de agua como Gullfoss, Skogafoss o Seljalandsfoss.

- Parque Nacional de Þingvellir

Es el más antiguo de Islandia y desde 2004 tiene el honor de ser Patrimonio de la Humanidad. Además de ser un magnífico lugar para practicar senderismo y disfrutar del paisaje, Þingvellir es el único lugar del mundo en el que se puede bucear entre dos placas tectónicas.


Esto es posible en la grieta de Silfra, donde la división de las placas tectónicas de Eurasia y América es visible por encima de la superficie de los océanos.

- Glaciar Vatnajökull

El casquete glaciar más amplio de Europa es un lugar mágico, perfecto para hacer una excursión en 4x4 o incluso en moto de nieve. Bajo su capa de hielo dormita el volcán Bárðarbunga que, con 2.000 metros de altura, es la segunda montaña más alta de Islandia.


- Géiser Strokkur

Los géiseres no son otra cosa que fuentes termales que emiten periódicamente un chorro de agua caliente acompañado de vapor. Su nombre proviene del verbo islandés gjósa, que significa “entrar en erupción”.

A tan solo 120 kilómetros al noreste de Reykjavík encontramos el géiser Strokkur que erupciona  aproximadamente cada 4/8 minutos y es capaz de lanzar el agua a una altura promedio de 20 metros (aunque a veces llega a los 40 metros).


Como decíamos al principio, estos son solo algunos de los lugares más representativos de Islandia, pero el país ofrece muchas más experiencias al visitante: desde avistar ballenas en Húsavik a disfrutar de un exclusivo tratamiento de belleza en la Laguna Azul, pasando por observar las espectaculares auroras boreales... ¡Islandia te está esperando!

 
Powered by Blogger | Blogger Templates | Business Credit Cards