Producido por Ideal Media Plataforma de Comunicación

lunes, 28 de noviembre de 2016

Tenerife Bluetrail y Tenerife Walking Festival

La variedad paisajística y su temperatura primaveral convierten a Tenerife en un lugar perfecto para la práctica de toda clase de actividades al aire libre durante los 365 días del año. 

Es el destino idóneo para los dos grandes eventos deportivos que tienen lugar cada año en la isla: el Tenerife Walking Festival y el Tenerife Bluetrail, convirtiéndose  en una cita indispensable para los aficionados y profesionales de estos deportes.



El entorno
Situado al norte de Tenerife, en el Valle de la Orotava. El  Puerto de la Cruz es uno de los centros turísticos más importantes de la isla. Lugar tradicional de descanso, la ciudad dispone de una amplia red de alojamientos, que incluye numerosos hoteles y varios complejos residenciales.



¿Qué podemos visitar?
La ciudad se extiende en torno a su pequeño puerto y cuenta con amplias avenidas y exuberantes espacios ajardinados, por lo que un paseo a pie será la mejor manera de descubrir su trazado.
En él encontramos algunas edificaciones históricas, como el castillo de San Felipe, la ermita de San Telmo o la iglesia de Nuestra Señora de la Peña.



En torno a la plaza del Charco surgen calles que gozan de gran animación a cualquier hora del día, al igual que el bello paseo marítimo, repleto de restaurantes y terrazas.
La zona portuaria se convierte en uno de los lugares históricos de la ciudad, ya que alberga la Casa de la Aduana y el viejo muelle, que aún conserva su aire marinero.



El Lago Martiánez, proyecto diseñado por el prestigioso arquitecto lanzaroteño César Manrique. Se trata de un original complejo de piscinas de agua de mar que, construido en el entorno volcánico costero y rodeado por una exuberante vegetación, es un lugar ideal para el descanso o para disfrutar de un refrescante baño.
Playa Jardín y Playa Martiánez. En estos lugares existe una amplia infraestructura de servicios que incluyen locales nocturnos, restaurantes, comercios, actividades deportivas y otras muchas posibilidades.


En las afueras de la ciudad se puede contemplar el Jardín Botánico. Fundado a finales del siglo XVIII, este recinto reúne una gran variedad de plantas tropicales y especies vegetales procedentes de los más diversos puntos del planeta.
También podemos visitar el Loro Parque que permitirá pasar una jornada inolvidable en sus instalaciones, donde se realizan exhibiciones de papagayos y espectáculos con delfines.



Además de admirar la belleza del Valle de La Orotava, los amantes de la naturaleza podrán acercarse al Teide que, con sus 3.718 metros, es la mayor altitud de España. Esta cima volcánica da nombre al Parque Nacional del Teide, que cuenta con abundantes especies endémicas de fauna y flora canaria. Este recorrido puede completarse visitando el Parque Natural de la Corona Forestal, que circunda el parque nacional.



El Tenerife Walking Festival 2017 se llevará a cabo del 23 al 27 de mayo. La Tenerife Bluetrail se celebrará el 10 de junio de 2017.


martes, 15 de noviembre de 2016

Parador de Cangas de Onís, el mejor de España

Premiado en los Traveller´s Choice Paradores 2016 de TripAdvisor

“Un lugar al que tienes que ir una vez en la vida”, “mejor imposible” o una “escapada perfecta” son sólo algunos de los innumerables comentarios que los usuarios de TripAdvisor han dejado en esta web que recibe más de 350 millones de visitas al mes.
cangas7
El parador de Cangas de Onís, en Asturias, ha sido premiado como el mejor de la red en toda España en la sexta edición de los premios Traveller´s Choice de Paradores, que organiza anualmentela web de planificación y reserva de viajes TripAdvisor, y que reconoce a los diez mejores en esta categoría.


Ubicado en el convento de San Pedro de Villanueva, el Parador de Cangas de Onís fue el lugar de elegido para el acto de entrega de estos premios al que acudieron la presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó, su director de Comunicación Ramón Ongil y Laura Martínez, representante de TripAdvisor. También estuvieron presentes el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro y Julio González, director general de Comercio y Turismo del Principado de Asturias.
cangas8
Buena parte de “culpa” en este premio sin duda la tiene el director del Parador de Cangas de Onís, Nacho Bosch, un enorme profesional, cercano en el trato y pendiente de cada detalle y cada cliente. El director quiso dedicar el premio a su equipo formado por “profesionales e inmejorables personas”. Además, el enclave del establecimiento es excepcional, a orillas del Sella y arropado por los Picos de Europa. Situado a escasos dos kilómetros de Cangas de Onís y a poca distancia del Santuario y los Lagos de Covadonga.
cangas9
GASTRONOMÍA FUERA DE SERIE
Desde la cocina monacal hasta los platos más modernos, la gastronomía del Parador es un deleite continuo a los sentidos. Destacan las verdinas de su propio huerto que casan muy bien con pulpo, la fabada tradicional y las fabas con almejas. Salmón caramelizado sobre piedra o bastones de maíz con cremoso de quesu Gamoneu por poner sólo unos ejemplos. Y de postre, el arroz con leche fresca de recién ordeño, al estilo de “Azucena”.
cangas6
TOP TEN PARADORES 2016
Parador de Cangas de Onís
Parador de Alcalá de Henares
Parador de Santo Estevo
Parador de Lorca
Parador de Plasencia
Parador Hostal de los Reyes Católicos
Parador de Cáceres
Parador de oropesa
Parador de Lerma
Parador de Granada

lunes, 7 de noviembre de 2016

Huelva, Capital Española de la Gastronomía 2017


Más allá del turismo de sol y playa o de visitar monumentos, el turista encuentra en la gastronomía, una de las principales razones para visitar España. 
Para reconocer los esfuerzos que desde la Administración y el sector privado se están realizando en la promoción de la gastronomía como uno de los atractivos para viajar…Se ha creado el galardón Capital Española de la Gastronomía. Este año ha recaído sobre Huelva ,que toma el relevo a Toledo.

Huelva tendrá la oportunidad de mostrar al mundo el año próximo su "tridente gastronómico": productos de la sierra como el jamón de Jabugo, del mar con la gamba blanca y el choco, y de la huerta, con fresas, fresones y frutos rojos de Lepe como estrellas.
En cuanto a los vinos y vinagres, destaca la Denominación de Origen Condado de Huelva, con curiosidades como el vino de naranja, aromatizado con cortezas de naranja amarga maceradas. Y no hay que olvidarse de la importancia de las cervezas artesanales en la zona.

El hecho de que la Capitalidad coincida con el 525 aniversario del descubrimiento de América les permitirá además homenajear la primera gran fusión culinaria del mundo, gracias a la llegada de productos como el cacao, el tomate, la patata y frutas tropicales como el mango o la papaya "hoy tan habituales en nuestra dieta".


¿Cómo funciona el galardón?
FEHR y FEPET son las dos organizaciones profesionales (restauradores/hosteleros y periodistas de turismo) que auspician el galardón Capital Española de la Gastronomía.
La Federación Española de Hostelería (FEHR) está formada por 74 asociaciones empresariales de hostelería repartidas por toda España, y es la única organización empresarial que representa a nivel estatal al conjunto de más de 360.000 empresas de restaurantes, bares, cafeterías y otros establecimientos que integran el sector de la restauración. Este conjunto empresarial da trabajo a 1,3 millón de personas y tiene un volumen de ventas de 120.000 millones de euros (datos 2010), lo que equivale al 7% de PIB de la economía española.


La Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET) es una entidad profesional sin ánimo de lucro que pertenece a la Federación Internacional de Periodistas y Escritores de Turismo, y por tanto, está vinculada a la UNESCO a través de esta última entidad con el estatuto de miembro asociado y a la organización Fórum Iberoamericano de Periodistas de Turismo.


¿Qué objetivos tiene?
Colaborar en la consolidación de la gastronomía como un activo relevante en el destino turístico: por su valor cultural, fomento de riqueza y de acercamiento inter-territorial.
Promover e incentivar un programa de actividades con el objetivo de difundir la oferta gastronómica para atraer a más visitantes.
Proponer acciones, iniciativas y actividades para el incremento y promoción del turismo receptivo.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Escapadas urbanas en Extremadura

Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia

El patrimonio histórico extremeño habla al visitante de un rico pasado que se fue conformando por las diferentes civilizaciones que aquí se aposentaron. Para descubrirlo basta con acercarse a sus principales ciudades.

Restos árabes, monumentos romanos, calles medievales y cultura moderna. Las principales ciudades extremeñas componen un mosaico de obligada visita que puede iniciarse en Badajoz. Población fronteriza erigida por Ibn Marwan sobre un asentamiento visigodo junto al Guadiana, la capital pacense respira historia en cada una de sus calles. Lugares como la Plaza Alta, las Casas Mudéjares, las Casas Coloradas o el convento de las Adoratrices adornan un paseo que debe llevar a la cima de la Alcazaba, desde cuyas murallas se obtiene la mejor vista: mientras buscan tierras portuguesas, las aguas del Guadiana reflejan el perfil de la catedral, de la ermita de la Soledad y de la Giralda. Contrastan con la moderna arquitectura del Palacio de Congresos y del Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo.

caceres-1

No le va a la zaga Cáceres, cuyo casco antiguo ostenta título de Patrimonio de la Humanidad concedido por la UNESCO en 1986. Sus murallas árabes guardan el segundo mayor aljibe del mundo, un barrio judío, restos romanos, calles medievales y fachadas renacentistas. Desde la Plaza Mayor, se observa la Ermita de la Paz y la torre árabe del Bujaco que compite con los torreones de los Púlpitos y de los Pozos. Tras pasar el arco de la Estrella, el paseo debe llevar a los palacios Episcopal y de Carvajal, la Concatedral de Santa María, la iglesia de San Francisco y las numerosas casas palaciegas que salpican la ciudad.
merida2

Fundada por Octavio Augusto en el año 25 a.C. para acoger a los soldados veteranos de las campañas del norte de Hispania, Mérida fue capital de la Lusitania y, hoy, lo es de la Comunidad Autónoma. La fusión de antigüedad y modernidad se observa en su título de Patrimonio de la Humanidad y en las nuevas construcciones (el Puente Lusitania, el Palacio de Congresos) que jalonan su perfil. Monumentales vestigios se alzan entre sus calles, destacando el circo romano, el Acueducto de los Milagros, las termas de San Lázaro, el templo de Marte, el anfiteatro o el teatro que acoge el Festival de Teatro Clásico.

plasencia
Plasencia, capital del Jerte, creció en zona fronteriza hasta que el Fuero de Plasencia la convirtió en lugar común de árabes, cristianos y judíos. Su casco antiguo acoge edificios religiosos y civiles orlados con elementos románicos, góticos, platerescos y renacentistas. Así, destacan sus dos catedrales (la Vieja y la Nueva), la Casa del Deán, el convento de Las Claras o la Casa Palacio de los Monroy. Sin olvidar un patrimonio natural formado por varios parques (Los Pinos, La Coronación, Los Caídos, La Isla, El Cachón y San Antón) que se pueden disfrutar de muy diferente manera.

martes, 18 de octubre de 2016

La Palma: 10 imprescindibles para ir de puente

Con el Puente de Todos los Santos a la vuelta de la esquina, La Palma se dibuja como un destino perfecto para una escapada.

Las festividades están para vivirlas y disfrutarlas. Por ello, La Palma, una de las islas más vírgenes de las Canarias, se presenta como un destino ideal para alejarse de la rutina, ya sea en familia, en pareja, con amigos o con uno mismo. Como la Isla Bonita es el escenario de múltiples planes, a continuación, presentamos el decálogo perfecto para empaparte de su esencia. Eso sí, lo advertimos, el viajero querrá volver... ¡por más tiempo!
1. Recorrer sus senderos. Una red de 708 kilómetros de senderos acerca a los exploradores a rincones únicos y asombros. Por su particular orografía, en La Palma se pueden encontrar paisajes muy diversos, desde la tupida vegetación del Bosque de los Tilos, hasta la lava y la huella volcánica de la Ruta de los Volcanes, pasando por el sorprendente Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. No obstante, lo mejor de sus senderos reside en su diversidad, aptos para cualquier preparación física.
2. Admirar su acantilada costa. Desde el Puerto de Tazacorte, al oeste de la isla, salen a diario embarcaciones para disfrutar de una excursión inolvidable por la costa de Tijarafe y Tazacorte. Allí, no será raro que el visitante comparta viaje con los delfines y peces voladores que merodean por la costa.
3. Estudiar su cielo por la noche. La Palma alberga uno de los mejores observatorios astrofísicos del mundo, el que se encuentra en el Roque de los Muchachos, que lleva su mismo nombre. Para el viajero, alejarse de las zonas más pobladas y levantar la vista al cielo estrellado en alguno de sus miradores astronómicos (Llanos del Jable, Llano de la Venta...), será un verdadero placer. Además, también podrá dormir bajo un manto de estrellas gracias a las zonas de acampada de las que dispone la Isla, tales como el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente o Laguna de Barlovento.
4. Vivir mil aventuras. Si hay algo por lo que destaca la Isla Bonita es por su amplia oferta de actividades al aire libre. Rutas en bici, en quad, parques multiaventura, paseos en piraguas, buceo o parapente son algunas de ellas.
5. Pisar la playa. El otoño no implica que alegrarse con un día de sol y mar sea un antojo de los recuerdos del verano. La Palma cuenta con bonitas playas de arena negra que destacan, sobre todo, por no estar masificadas. Nogales, la Veta, Los Cancajos, Bajamar o Echentive son algunas de las más hermosas. Por otro lado, darse un baño en las piscinas naturales (como el Charco Azul o La Fajana) es imprescindible.
6. Parar y bajar. Aquellos que recorran la isla en coche se verán inundados por una imperiosa necesidad de bajar de él y embriagarse con las vistas y sonidos que les envuelve. Además, Visit La Palma ha previsto en su web varios circuitos de carretera perfectos para dejarse cautivar con los mejores atractivos de la isla.
7. Deleitar al paladar con un menú palmero. De entrante, chicharrones; de primero, potaje de trigo; de segundo, carne de cabra en salsa; y de postre, quesillo. Además, estos manjares acompasan a la perfección con un vino albillo, tinto o rosado de producción local. Y si queda espacio en el estómago, no se puede olvidar el barraquito, un café que se prepara con leche condensada, leche natural, canela, corteza del limón y/o licor 43. ¡Para hacer la boca agua!
8. Revivir la historia. El patrimonio arquitectónico de La Palma esconde entre sus piedras los anales y leyendas que los años han acumulado en la isla. Iglesias con retablos barrocos, pinturas y esculturas flamencas como Nuestra Señora de Candelaria en Tijarafe o Nuestra Señora de las Nieves en Santa Cruz de La Palma. Tampoco se pueden olvidar las casonas con patios centrales, balcones de madera o las casas rurales de piedra con aljibes y la bodega, tan típicas de las zonas norte y noroeste.
9. Pasear. Cualquier punto de la isla es idóneo para esta actividad, aunque, entre todos ellos, destacan Puerto Naos o Tazacorte para admirar el atardecer o Los Llanos de Aridane o Santa Cruz de la Palma para una vuelta nocturna. Por la tarde, Puntagorda, Santo Domingo de Garafía o Tijarafe radian una luz especial. Por la mañana, Villa de Mazo, San Andrés y Sauces, Barlovento, El Paso o Fuencaliente empapan al viajero con el calor de su gente. También es obligatorio disfrutar de bonitos amaneceres desde Breña Alta y Breña Baja Para los fanáticos de los mercadillos de agricultor, todos los fines de semana tienen una cita en Puntagorda, Puntallana, El Paso o Villa de Mazo.
10. Ir de shopping. Toda visita bien merece llevarse un recuerdo y, para ello, el viajero puede optar desde productos gastronómicos de producción local hasta artesanía típica de la isla, como la seda, la cerámica, los puros o las cestas. Por supuesto, es imprescindible una cita con las originales tiendas que se encuentran en los núcleos urbanos.

lunes, 10 de octubre de 2016

Un viaje diferente: la Ruta del Císter

La Ruta del Císter  es  una expresión que identifica a un territorio concreto formado por las comarcas del Alt Camp, Conca de Barberà y el Urgell y sus 65 municipios. Es una marca turística que se creó el año 1989 con la voluntad de dinamizar turística y culturalmente estas tres comarcas.
Su nombre se debe a que el patrimonio artístico y cultural de cada una de estas comarcas tiene un monasterio cisterciense:  Santes Creus, Poblet y Vallbona de les Monges. 
La Ruta del Cister, se encuentra situada a pocos kilómetros de Barcelona, Tarragona y Lleida, en una zona natural de la sierra prelitoral, muy cerca de la Costa Dorada y del conocido parque temático  Port Aventura. Su oferta cultural, lúdica y tradicional te permitirá disfrutar de una experiencia única y excepcional.
Santes Creus
Es uno de los más grandes y mejor conservados conjuntos monásticos cistercienses que podemos visitar en la actualidad. Fundado en 1168, protegido por la nobleza y los reyes, se convirtió en un centro espiritual, de estudios y de colonización del territorio. La vida monástica se mantuvo ininterrumpidamente hasta 1835. 
Poblet
Declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad, alberga una importante comunidad monástica que mantiene viva la espiritualidad del lugar. Es un impresionante conjunto arquitectónico y uno de los monasterios más grandes de Europa. 
Vallbona de les Monges
Se trata del único monasterio femenino de la Ruta y el único que ha conservado ininterrumpidamente la comunidad durante más de 850 años, salvo, claro está, los tiempos de guerra. El de Vallbona es un monasterio precioso. De dimensiones reducidas y dotado de una belleza singular.

martes, 4 de octubre de 2016

Qué ver en Isla Mauricio

De la mano de Viajes Rangali, especialista en viajes exóticos, hacemos un recorrido en cinco pasos por Isla Mauricio, un paraíso en la Tierra.

1.Playa, mucha playa: A Mauricio se viene sobre todo a disfrutar de la playa. Por algo sus más de 150 hoteles están siempre en primera línea de mar. La isla cuenta con muy buenos arenales, que si bien no son excesivamente anchos, sí se extienden durante kilómetros y kilómetros sin interrupción, orlados por bosques de palmeras y casuarinas. Es una gozada caminar por esas playas durante la bajamar.

2. Templos del Grand Bassin: Uno de los lugares más interesantes del sur de la isla. En torno a un lago formado en el fondo de un viejo cráter aparece una gran estatua de Shiva y varios templos a los que los fieles hindúes (mayoritarios en la isla) acuden para hacer sus ofrendas con sus elegantes y coloridos saris y trajes, metidos en el agua hasta las rodillas. 

3. Port Louis y el jardín botánico: Port Louis es la capital de la isla, fundada en época de los holandeses. Le quedan aún algunos edificios coloniales, un mercado muy colorido y un activo y cosmopolita paseo marítimo, el Caudan Waterfront.
A 11 kilómetros de Port Louis queda el Jardín Botánico de Pamplemousses, fundado en la época en la que la isla perteneció a Francia. Alberga una buena muestra de toda la flora mauriciana y de especies de otros continentes.

4.Cascada Chamarel: Es el salto de agua más bonito y fotografiado de la isla. Lo que puedes hacer es asomarte al mirador de dos niveles habilitado y tomar una foto. Está en una finca privada a la que hay que pagar 200 rupias (unos 6 euros) para entrar.
5. La Tierra de los Siete Colores: Una pequeña zona sin vegetación en la que los procesos volcánicos colorearon la tierra con una gama de ocres, amarillos y almagres. Está anexa y en la misma finca que la cascada Chamarel y se visita con la misma entrada que aquella.

 
Powered by Blogger | Blogger Templates | Business Credit Cards